POR QUÉ EL SUDOKU ENGANCHÓ TANTO

Que un juego sea gratis no es sinónimo de éxito pero sí ayuda a su difusión y a que todo el público pueda disfrutar de él. Los sudokus se incluían y siguen incluyendo en algunos periódicos de pago y locales, por lo que el acceso a este rompecabezas de lógica estaba casi garantizado. Ya fuese al comprar el periódico, en el metro o en la revista de los domingos, este juego de ingenio asomaba retando a todos los lectores que se atreviesen.

Diferentes niveles
Uno de los grandes problemas del cubo de Rubik fue la frustración de muchos al intentar resolverlo y no obtener resultados exitosos. Admitámoslo, no todos los rompecabezas de lógica están hechos para que los resuelva todo el mundo y ya que desarrollan diferentes habilidades a muchas personas se les da fatal lo que a otras fenomenal sin significar que sean más o menos inteligentes.

El sudoku le dio una solución sencilla a la gente con diferentes habilidades que se enfrentaban a la cuadrícula de 81 casillas: tener diferentes niveles de dificultad para los principiantes y para los iniciados. Así, por una parte cubría el cupo de aquellos que no habían completado un sudoku nunca y ansiaban hacerlo y la de aquellos que lo tenían como hobbie y escribían los números con soltura varias veces por semana.

Estimula nuestras neuronas
Al igual que muchos otros acertijos, el sudoku estimula nuestras neuronas haciéndolas más resistentes a agentes externos nocivos. Hacer rompecabezas de lógica y juegos mentales mantiene activo nuestro cerebro siendo capaz de mejorar habilidades tan importantes como la memoria, la lecto-escritura y el intelecto.

Un reto antes de desayunar
El formato del sudoku no requiere ningún conocimiento previo y, así como la sopa de letras se puede atascar por desconocer una palabra, este rompecabezas matemático se puede empezar una y otra vez hasta dar con la solución sin consultar nada en la enciclopedia.
Esto significa que lo entendemos como un enfrentamiento entre las casillas en blanco y nuestra mente, un incentivo perfecto para empezar el día habiendo dado solución al sudoku de la mañana.

El éxito engancha
Es lo que los expertos denominan el “efecto ganador”, relacionado con la producción de testosterona y que a su vez alimenta la confianza en nosotros mismos. ¿Has oído alguna vez que imaginar cosas positivas atrae a que ocurran hechos positivos en tu vida? Pues esto sería parecido pero incidiendo en que aquel que ha ganado una vez tiene más esperanzas y casi probabilidades de volver a ganar. Y eso engancha.
Por ello aquel que se enfrenta a un reto está deseando volver a hacerlo. “¿Sólo 81 casillas en blanco? Dadme algo más difícil que esto lo hago con los ojos cerrados” habrán pensado muchos. Pues… ¡A por el siguiente rompecabezas!